Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves

kaden  

Últimos temas
» Cambio de Afiliación (Normal)
Jue Feb 18, 2016 4:51 pm por Invitado

» Hall of fame { Normal {Cambio de botón}
Miér Feb 17, 2016 11:09 am por Invitado

» [Normal] Hero Association -One Punch Man Rol-
Dom Feb 14, 2016 11:25 am por Invitado

» ACCIO HP - AFILIACIÓN ELITE
Mar Ene 26, 2016 4:40 pm por Invitado

» The Change |Normal| Cambio de botón
Miér Ene 20, 2016 5:46 pm por Invitado

» Indra Crown Lands { Élite }
Sáb Ene 16, 2016 5:28 pm por Invitado

» Mountain of gods /Recién abierto/ Élite
Sáb Ene 16, 2016 5:20 pm por Invitado

» Reelight: Amberes → Af. Normal
Vie Ene 15, 2016 8:52 pm por Invitado

» Registro de casa (nuevo).
Lun Ene 11, 2016 9:18 pm por Conrad P. Mandeville

Agosto 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario

afiliados Hermanos
Directorios/Recursos/Etc
Afiliados Élite 35 de 45
Créditos del Foro
Skin obtenido de Captain Knows Best, creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo. Las fotografías pertenecen a Nicol Vizioli, Tumblr y Pinterest.
Todo el contenido textual, de tablillas y gráfico pertenece en su totalidad a Unholy Youth (a menos que se marque lo contrario), por lo que su uso externo queda totalmente prohibido.

Rewind VHS. Childhood.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Rewind VHS. Childhood.

Mensaje por Aidan Shepard el Mar Dic 15, 2015 8:31 pm




 
Childhood is like being drunk. Everyone remembers what you did, except you.



I. La alfombra está llena de migas de pan. Había un bocadillo de queso y jamón, pero eso fue antes de que empezase la película. Ahora quedan los restos esparcidos por la barbilla, la ropa y el regazo. Tendría que estar vestido, pero aún lleva el pijama y su madre está rabiosa, tratando de encontrar el otro par de un conjunto de zapatos infantiles.

Está escondido debajo del sofá, junto al mando de la televisión. Es que, si no lo esconde, mamá le  cambia de canal cuando empiezan las películas que le gustan. Esas que supuestamente no son para niños de su edad.

Los Critters molan. No mola tener que levantarse para lavarse los dientes, vestirse, peinarse e ir a misa.

Los Critters no tienen que ir a misa.






II. En casa de los abuelos siempre huele a serrín y aceite. No le gusta que el abuelo le coja de la mano porque tiene callos y las uñas destrozadas, a veces no se las corta y el niño puede ver la mugre que hay bajo ellas. El tacto de los callos es desagradable, sus manos son como lijas, además le agarra con mucha fuerza.

El abuelo fabrica muebles en uno de los sitios más fríos de Inglaterra, un lugar donde siempre ulula el viento y hay tantas granjas, que Aidan se sorprende de que no les hayan nombrado el Condado Granjero por excelencia de Reino Unido. Quiere que su nieto sea carpintero, como él. El nieto ha dicho que será cualquier cosa, todo menos carpintero y soldado, que su padre es soldado, y se va, y vuelve, y se vuelve a ir, y regresa raro, muy raro. Estrés Postraumático. Enfermedades de gente mayor y de soldados, enfermedades que hacen llorar a todos.

La última vez que su padre regresó —de un país con un nombre impronunciable— el abuelo y él se encerraron en una habitación durante horas. No sabe que hicieron, pero el hermano de papá dijo que: «hay que sacarle la mierda como sea, que hable, rabie, llore, pero...». No escuchó más. La abuela se lo llevó a pasear.






III. Se llama Stephen Lilard y es norteamericano. Le han sentado a su lado en clase, habla raro, seguramente porque viene de otro País. Antipático, no huye, pega, tira del pelo.

«Shepard, eh, Shepard, eh, Shepard. Zanahoria. Cara Capullo. Cubo de Basura. Tu madre es una fresca, lo ha dicho la mía. Fresca, sinvergüenza, se ha ido con otro. Te ha dejado por feo. Cara Culo. Enclenque. Te van a salir granos en las pecas y explotarán. Shepard, eh, Shepard. SHEPARD».

Cuando Stephen empieza a gritar su apellido, Aidan sabe que tiene que correr. Hasta que el cuerpo aguante, hasta que los pulmones le ardan y sienta que el corazón se le va a licuar a través de la vejiga. Hasta que la cabeza le explote en miles de pedazos, se le doblen las rodillas y caiga al suelo.

A Stephen no le gusta su nombre, ni su cara, ni su pelo. No le gusta que saque mejores notas que él,  ni que su abuelo sea carpintero, porque el padre de Stephen también lo es y se hacen la competencia.

«Saco de mierda. Saco de huesos. Te mereces los puñetazos y que te sangre la nariz. Te voy a arrancar las pecas. Culo Mierda. Apestoso».






IV. Christine Nöstlinger. La Historia Interminable. Roald Dahl. Cuentos Populares. El Fantasma de Canterbury.

Poesía. Álgida. Sobrecogedora. La parte más diminuta de la uña más pequeña del menique de Dios. Y Dios llega surfeando sobre palabras que contienen más verdades que cualquier sermón del cura de la Iglesia. Poesía es Vida. Vida es Arte. Arte es Leonardo Da Vinci. Miguel Ángel. Velázquez. Dalí.






V. «Perdóneme Padre porque he pecado».

He aprendido a dar puñetazos sobre un saco lleno de grano. Ya que papá no quiere enseñarme se lo he tenido que pedir al abuelo.

Papá es un mierda, si sigue compadeciéndose de si mismo, voy a terminar odiándolo.

Quiero volver con mamá, pero Simon no me quiere en su casa, porque no soy su hijo. No soy Thomas, no soy Spencer. No toco ningún instrumento musical, no soy un deportista, ni saco todo dieces. Mis únicos diplomas son por haber ganado los concursos de cuentos del colegio.


No soy perfecto. Que les den.

«He mentido a mis abuelos».

«¿Nada más?».

«Nada más».






VI. Las últimas luces del día descienden en el horizonte. Es una nube con forma de mano y está sobre él, aplastando el azul del cielo, amenazando con dejarse caer sobre la tierra y marcar el suelo con cinco dedos de gigante.

Los gigantes son espeluznantes y asombrosos. Hay mucho sobre ellos en la mitología, como en el libro que descansa sobre su pecho.

El aire reptando sobre la fría piel de su cara, las manos enterradas entre las briznas de hierba a su alrededor. Inspira con fuerza, exhala, inhala, mientras siente que algo, tal vez una mariquita, le hace cosquillas en el dedo índice, trepando con tesón. El mismo que le viste y le calza a él, ambos invisibles para el ojo ajeno, tratando de llegar a las metas entre las sombras, caminando por las veredas de los bosques en vez de por las carreteras.

Se incorpora despacio, la capucha de la sudadera resbala por su cabello y entrecierra los ojos, observando el horizonte de la campiña, la montaña, el valle salpicado de tejados y los árboles, con las raíces enroscadas en la tierra, igual que él.

Nadie me mueve. Nadie me empuja. Ni me ve. Ni me oye. Ni me nota respirar.

Nadie sabe que existo, salvo yo.

Es mi poder de super héroe, como el de los cómics.

Soy un roble milenario y existo para vivir.


Sonríe.


avatar
Students
Ver perfil de usuario
Mensajes :
112


Nombre completo :
Aidan Shepard

Nacionalidad :
Británico

Edad :
23 años

Carrera :
Literatura

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.