Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves

kaden  

Últimos temas
» Cambio de Afiliación (Normal)
Jue Feb 18, 2016 4:51 pm por Invitado

» Hall of fame { Normal {Cambio de botón}
Miér Feb 17, 2016 11:09 am por Invitado

» [Normal] Hero Association -One Punch Man Rol-
Dom Feb 14, 2016 11:25 am por Invitado

» ACCIO HP - AFILIACIÓN ELITE
Mar Ene 26, 2016 4:40 pm por Invitado

» The Change |Normal| Cambio de botón
Miér Ene 20, 2016 5:46 pm por Invitado

» Indra Crown Lands { Élite }
Sáb Ene 16, 2016 5:28 pm por Invitado

» Mountain of gods /Recién abierto/ Élite
Sáb Ene 16, 2016 5:20 pm por Invitado

» Reelight: Amberes → Af. Normal
Vie Ene 15, 2016 8:52 pm por Invitado

» Registro de casa (nuevo).
Lun Ene 11, 2016 9:18 pm por Conrad P. Mandeville

Mayo 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario

afiliados Hermanos
Directorios/Recursos/Etc
Afiliados Élite 35 de 45
Créditos del Foro
Skin obtenido de Captain Knows Best, creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo. Las fotografías pertenecen a Nicol Vizioli, Tumblr y Pinterest.
Todo el contenido textual, de tablillas y gráfico pertenece en su totalidad a Unholy Youth (a menos que se marque lo contrario), por lo que su uso externo queda totalmente prohibido.

the haunting sort of fairytale — aq.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

the haunting sort of fairytale — aq.

Mensaje por Sybille B. Dahmer el Vie Dic 18, 2015 8:23 pm

————
it starts like this: a girl in blue and the sky above and darkness lurking just below the ground
————

nombre completo:
sybille basilia dahmer cabenagh
lugar de nacimiento:
londres, inglaterra
fecha y hora de nacimiento:
noviembre 15, 1996. 3:45 a.m.
————————————————  ♦  ————————————————

Cuenta hasta diez, inhala dos veces, exhala una sola. Contiene la respiración hasta que sus pulmones se convierten en una fogata y libera todo el humo de su interior hacia el cielo. Papá la observa y su risa crece; mamá le susurra al oído que todo saldrá bien y le ofrece una sonrisa de azúcar y caramelo.

Lo cree.
Cuenta hasta cien, inhala una vez, exhala tres veces. Contiene la respiración hasta que su cabeza se separa de su cuerpo y las lágrimas dejan de salir. Dios la observa y sus párpados se cierran; la luz le susurra que todo saldrá bien y se pierde en el agujero de su pecho.

No lo cree.



————
(Like a fairytale, lost and lonely around the edges. Like a mirror that shows you only the shadows.)
————

H
abía una vez, cuando era una niña de verdad, la reina vestía al palacio de listones color pastel y luces tan brillantes como su sonrisa. El pueblo se reunía para alzar sus copas en honor a la vida de la pequeña princesa, quien crecería para convertirse en la guía que necesitaban. Dos eran los nombres que resonaban con dicha y gracia, cruzando de Dios a padre y de padre a rey. Benditos y amados; malditos y temidos.

Los bailes se convertían en lecciones de teatro donde la princesa explotaba su don con la mentira. Uno a uno caían en su trampa, llenando sus cabezas de los hilos que el rey había clavado en las palmas de la princesa.

¿Por qué lo haces?, le preguntaban.
Porque debo, les decía.
Porque puedo.
Porque quiero.
Porque no sé cómo no hacerlo, lloraba.

M
il inviernos azotaron al reino y poco a poco las fiestas de la reina llegaron a su fin. El príncipe, moldeado en oro y diamante, se encargó de sembrar terror sobre el pueblo que temblaba bajo su voz. Nadie sabía cómo es que ser tan malo podía haber nacido de la reina, quien con ojos tristes observaba la caída de su propio retoño. Y en la oscuridad arrancaba chispas de su propia luz para guardarlas en el pecho de la princesa, quien había comenzado ya a ser devorada por la oscuridad.

El rey, orgulloso de sus destrozos, decidió tomar a la fiel doncella que había estado acompañando a la princesa durante toda su vida y la encerró en una torre con el fin de apagar el destello de la mujer.

Lo hizo.
Años pasaron y la doncella murió, dejando atrás un pequeño recuerdo que se mantendría por siempre con ellos.
————————————————  ♦  ————————————————

U
na es su mascota. Dos son sus muñecas favoritas. Tres son las cruces decorando las paredes de su habitación. Cuatro son los minutos de rezos antes de dormir. Cinco son los moretones en sus piernas. Seis son los días sin ver a papá. Siete son las veces que su hermano le gritó en el día. Ocho son los caramelos que Agnes le obsequió. Nueve es su número de la suerte. Diez son las veces que quiso llorar.

Está acostumbrada a tragarse las palabras, a no preguntar más de lo que debe. Papá es la autoridad máxima en casa, y por ello, jamás debe cuestionarle. Mamá es una reina que le trenza el cabello y le lee cuentos de princesas antes de dormir, prometiéndole que algún día será una.

(Comienza a creer que será el dragón.)

Su hermano cada día se parece más a papá y eso le asusta, y lo envidia también, pues ella jamás será capaz de hacerlo sentir tan orgulloso como el primogénito. Lo intenta, a su forma, pero papá no parece verlo.

Agnes dice que algún día lo hará. Agnes dice que sin importar qué pase, ella estará orgullosa de todo lo que haga.
«Sé normal, ahora. Ahora mismo.
Porque tú lo eres. Porque tú lo puedes ser.
No causes una escena.
Actúa como una Dahmer.

Nunca lo olvides.
Dahmer no es sinónimo de fracaso aunque tú lo seas.
»

Y destrúyete un poco por dentro si papá lo pide. Haz lo que él diga y no preguntes. No llores. No grites. Hazlo, hazlo, hazlo. Él estará orgulloso. Él te querrá si eres como él.

Dios te ha olvidado. Papá es lo único que tienes.


T
enía cuatro años la primera vez que desobedeció a su padre, habiendo roto la regla de no buscar amistad con la servidumbre. Esa noche tuvo que pasar quince minutos en un rincón de rodillas disculpándose con Dios por su desobediencia. A esa edad no tenía idea de quién era Él.

Tenía cinco años la primera vez que su padre la abofeteó, habiendo regalado su rosario de plata al hijo de la ama de llaves. «Te protegerá mejor que a mí», le dijo. Le tomó una hora de lágrimas y gritos saber que aquello era mentira.

Tenía seis años la primera vez que le dejó ganar, habiendo sido vestida de negro para visitar el funeral de la única persona que había tenido fe en ella. Agnes, muerta. Agnes, desaparecida. Agnes, marchándose de la tierra para nunca regresar. No lloró ni habló; se mantuvo de la mano de su madre mientras ésta absorbía su dolor y lo expulsaba en lágrimas. Su padre, al otro lado de la habitación, con una mirada le ordenó mantener una calma que no poseía.

Esa noche antes de ir a dormir, arrancó todos los retratos de Dios de las paredes de su habitación y utilizó la cruz de madera para desgarrarlos.

Esa misma noche, después de haberle gritado al cielo que odiaba a aquel hombre que nunca la escuchaba, le declaró la guerra a Bastien por primera vez. Lo pateó y corrió a brazos de Agatha para mentir al respecto.

Él fue castigado; ella mordisqueó sus dedos hasta quedarse dormida.

Tenía siete años cuando todo cambió, habiendo logrado asesinar toda pureza que su madre y Agnes habían inyectado en ella. Se entregó a las garras del monstruo (su padre) y no gritó cuando la maldad encontró camino hacia su corazón y lo apagó todo.

Había una vez, y en ese preciso instante,
se acabó el mundo para esa niña.

————
It ends like this: a girl in blue and the sky below and the darkness has found a home in your heart.
(Maybe you belong here now.)
————

avatar
House of Cain
Ver perfil de usuario
Mensajes :
140


Nombre completo :
Sybille Basilia Dahmer

Nacionalidad :
Inglesa

Edad :
Diecinueve

Carrera :
Admón. de Empresas

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.